Claves para bajar el colesterol de forma natural

Todos hemos oído hablar del colesterol y de la importancia que tiene mantener unos niveles adecuados para estar sanos y reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. 

Es un lípido que forma parte indispensable de la estructura de las membranas de las células, condicionando su permeabilidad. Es una sustancia grasa y cerosa que está en todas las partes del cuerpo. El organismo necesita una cantidad adecuada del mismo para funcionar adecuadamente.

Tipos de colesterol

  • Colesterol lipoproteína de alta densidad (HDL): es una sustancia pequeña, orgánica y densa, por su alto contenido en proteínas, que transporta el colesterol desde distintos tejidos al hígado. Entre sus beneficios destaca la capacidad de extraer el colesterol de las placas de depósito arterial y llevarlo de nuevo al hígado para su posterior eliminación.
     
  • Colesterol lipoproteína de baja densidad (LDL): molécula que transporta el colesterol a las células para utilizarlas como síntesis de membranas. Cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol que circula por la sangre, el sobrante se deposita en la pared de la arteria y contribuye a su progresivo estrechamiento originando la aterosclerosis.

Mantener unos niveles de colesterol  sanos es posible si apuestas por hábitos saludables: una alimentación sana y equilibrada, practicar algo de ejercicio, evitar el consumo de tabaco y alcohol. Algunos productos naturales pueden ayudar a equilibrar el colesterol, como la alcachofa o el té verde, y suplementos naturales, como el ajo negro o el krill. 

Estos son algunos de los alimentos que pueden mejorar el colesterol y proteger tu corazón.

Pescado azul y ácidos grasos omega-3

El pescado graso tiene altos niveles de ácidos grasos omega-3, que pueden reducir los triglicéridos, un tipo de grasa que se encuentra en la sangre, así como reducir la presión arterial y el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos.

Almendras y otros frutos secos

Las almendras y otros frutos secos pueden mejorar el colesterol en la sangre. Una dieta que incluya estos frutos puede reducir el riesgo de padecer complicaciones cardíacas. 

Aceite de oliva

Consumido de manera habitual acompañado de una buena alimentación y ejercicio físico conseguirá mantener el colesterol estable, y así evitar los problemas cardiovasculares que éste puede provocar en tu organismo.

 

Avena y otros alimentos con alto contenido en fibra

La avena contiene fibra soluble, que ayuda a reducir el colesterol LDL. La fibra soluble también se encuentra en alimentos como las lentejas, nueces, coles de Bruselas y fruta.

¿Te ha gustado lo que contamos?
Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar